Expediciones a Chile

La larga y angosta franja de territorio que se extiende mapa-geografico-de-chileen América del Sur, por el occidente meridional de la cordillera de los Andes, presenta en su estructura y en sus condiciones de habitabilidad, unas características peculiares. Con una extensión de más de 4.329 Km de longitud en linea recta, y una anchura promedio de 180 Km, roza por el Norte las regiones tropicales y llega por el Sur a latitudes cuya temperatura se aproxima a las de la zona polar.

Los aborígenes chilenos no llegaron a formar un Estado o una nación homogénea y compacta como lo hicieron los Imperios de México y Perú.

Chile fue una de las posesiones mas australes del Imperio español, inicialmente denominada como Nueva Extremadura, luego como Reino de Chile y finalmente como Capitanía General de Chile. Debido a su posición alejada de los grandes centros y rutas comerciales imperiales y al conflicto con los mapuches, Chile fue un territorio pobre perteneciente al rico Virreinato del Perú, cuya economía estaba destinada a suministrarle materias primas.

La primera expedición que atravesó el actual Chile, fue mapaestrecho
la de Fernando de Magallanes, que en 1520 partiendo desde España iba dirigida a encontrar el paso marítimo al Mar del Sur y llegar a las tierras de las especias. Magallanes logró encontrar y atravesar el estrecho entre el 1 y el 27 de noviembre de 1520. Antonio Pigafetta, miembro de la tripulación, describíó así el paso por el estrecho: “La flotilla se adentró majestuosamente por un paso imponente, entre montañas altísimas; y pensaron que en el mundo no había mejor ni más hermoso estrecho que éste”. Este estrecho de Todos los Santos, como lo llamó Magallanes y que hoy lleva su nombre, no era un canal ordinario, era una ruta totalmente desconocida para los contemporáneos del siglo XVI y no sabían de su longitud ni de la extensión tan enorme de la porción de tierra que tendrían que bordearestrechom para llegar al Mar del Sur. Su anchura varía entre 30 y 3 kilómetros y su longitud es de 490 km; constituye un laberinto líquido lleno de quiebros, vueltas y ramificaciones que llevan a incontables callejones sin salida y angosturas. Durante el paso por el estrecho, los expedicionarios, vieron parpadear y lucir por el Sur muchas hogueras, por lo que Magallanes llamó al lugar Tierra de los humos que derivó en Tierra del Fuego; así sigue llamándose hasta la fecha la gran isla que hay al Sur del estrecho. Finalmente, el 28 de noviembre, los tres barcos que lo atravesaron salieron a un Océano vasto y tranquilo, al que llamaron Pacífico, por el que navegaron durante tres semanas con rumbo norte, para alcanzar temperaturas más cálidas siguiendo la costa de lo que hoy es Chile, y finalmente poner rumbo al noroeste.

Seis años mas tarde en 1526, la expedición de Francisco José García Jofre de Loaísa, también partiendo desde España (La Coruña), fué la segunda que atravesó el estrecho llamado ya de Magallanes, entre el 8 de Abril y el 26 de mayo, también con el objetivo de llegar a las tierras de las especias. kayak-estrecho-magallanesEl 16 de Abril ya en el estrecho, cuando se encontraban en la punta de Santa Ana, lo bautizaron con el sobrenombre de estrecho de las Nieves, por estar todas sus cumbres cubiertas de ella; “era una nieve de tono azulado, que se suponía que era por la cantidad de siglos que allí llevaban sin deshelar. El ensordecedor rugir de la mar al encontrarse los dos océanos, hacía temblar los cascos de las naos”. La expedición, que incluía en la misma a Juan Sebastián Elcano y a Andrés de Urdaneta, logró atravesar el estrecho tras 48 días de durísima travesía, al alcanzar la isla Desolación y doblar el cabo Deseado en la boca occidental. De las seis naves que partieron desde España, cuatro lograron pasar el estrecho y solo una llegó a Asia.

La tercera expedición a Chile fue por tierra, al mando de Diego de Almagro que había salido desde Cuzco, Perú, el 3 de julio de 1535, donde pudo reunir mas de quinientos hombres, acompañados de 100 esclavos negros y unos 1.500 yanaconas para el transporte de las armas, ropas y víveres.

Los indios del Cuzco hablaban de un país situado mucho mas al Sur, de clima bonancible rioschiley cuyo suelo estaba cuajado de riquezas. Chile, tal era el nombre que daban a ese pais, estaba sometido en parte al imperio de los incas, y pagaba puntualmente sus tributos en oro. Los caminos para llegar hasta allí eran ásperos, despoblados en una gran extensión y siempre penosos. Las tropas del Inca habían llegado al valle de Chile (Aconcagua y Quillota), que dio su nombre a todo el país. El ejercito inca que llegó a contar con mas de cincuenta mil guerreros, llegó hasta el río Bío Bío limite definitivo de su conquista, pero la tenaz resistencia de los nativos del sur de Chile, les obligaron a retroceder hasta el río Maule que fue el limite austral del Imperio inca.

La expedición de Diego de Almagro inició su viaje acampando en Moina donde estuvieron varios días; desde allí se abrian dos caminos para marchar a Chile. Uno de ellos, se dirige a la costa pasando por Arequipa, y habría llevado a Almagro por los áridos desiertos de Tarapaci y Atacama, donde falta el agua y la vegetación, con fuertes calores durante el día y con neblinas y fríos penetrantes durante la noche. El otro, mucho mas largo, discurría por las altiplanicies  de los Andes y aunque era mas socorrido en su primera parte, llevaba mas adelante a regiones ásperas y pobladas por indios guerreros y feroces, y en todo caso exigía el paso de la gran cordillera andina por laderas casi inaccesibles. Almagro eligió esta segunda opción.

Después de atravesar las montañas que limitan por el sur la meseta del Cuzco, penetró en la región denominada del Collao en cuyo centro se extiende el gran lago Titicaca y cuyas orillas estaban entonces muy pobladas de indios y de ganado.viaje-de-diego-de-almagro

Mas adelante se reunió con el capitán Juan de Saavedra, al que anteriormente había despachado con 100 jinetes, para que lo esperase al oriente del río Desaguadero, con el encargo de que fundase un pueblo y reuniese para la marcha el mayor acopio posible de provisiones, maíz y llamas (ovejas de la tierra).

Este pueblo fue el de Paria, donde dió descanso a su tropa y se detuvo para librarse de los fríos glaciales que en esa estación (agosto) reinaban todavía en la parte austral de aquellas altiplanicies. A orillas del lago Aullagas, el país era poblado y ofrecía recursos de ganado y de maíz que los españoles recogieron en los diez días que permanecieron allí. Pero más adelante hallaron llanuras estériles faltas de agua y vastos campos de sal desprovistos de alimentos. Almagro no se desalentó un solo instante.

chile_north_15
Paso de San Francisco

Al llegar a Tupiza en octubre, pudo apreciar mejor las dificultades de la empresa que había acometido. Después de cerca de cuatro meses de campaña, no se hallaba todavía en la mitad del camino que tenia que recorrer para llegar a Chile y, aunque había sufrido grandes penalidades en su marcha, no eran nada respecto a las que tendría que soportar el resto de su viaje por regiones mucho menos hospitalarias, según todos los informes que le daban. Después de permanecer dos meses en Tupiza continuó camino por el río Jujuy hasta llegar a la llanura de Chicoana donde hoy se encuentra la ciudad de Salta.

En su avance por la cordillera de los Andes, los expedicionarios sufrieron muchas penalidades, ya que caminaban agotados por el frío, el congelamiento de sus manos y pies, y por la dificultad de un suelo lleno de guijarros pequeños, de bordes afilados, que les destruían las suelas de los zapatos y las herraduras a copiapolos caballos.

Después de atravesar el paso de San Francisco a mas de 4.000 metros de altitud, llegaron por fin al valle de Copiapó, donde se recuperaron durante una semana con la ayuda de los indígenas locales.

Al pasar por los valles de Huasco y Coquimbo, la expedición fue recibida con hostilidad por los indígenas, lo que se tradujo en escaramuzas y represalias entre unos y otros. Almagro entonces se mostró duro e implacable.

aconcagua
Valle del Aconcagua

Al llegar al valle del río Aconcagua o de Chile, Almagro levantó su campamento, tomó posesión en nombre del Rey y bautizó al territorio como Chile. En este valle los españoles fueron bien recibidos por los naturales y recorrieron los alrededores hasta el valle del Mapocho. Durante su estancia en el valle del Aconcagua fueron reforzados con víveres por vía marítima por un barco que llegó desde Perú.

Pero el territorio que el Adelantado esperaba encontrar lleno de riquezas, no cumplía ni sus más mínimas expectativas, causándole una gran desilusión, por lo que decidió enviar una columna de 70 jinetes y 20 infantes dirigida por Gomez de Alvarado para que explorase el sur del territorio.

Atacama. Pelicano sobrevolando la Laguna de Chaxa
Desierto de Atacama. Laguna de Chaxa.

Cuando la columna llegó hasta la confluencia de los ríos Ñubla e Itata contactaron con los fieros mapuches, teniendo lugar en Reynohuelén el primer enfrentamiento con los españoles; la superioridad de las armas y la sorpresa por los caballos permitió una fácil victoria española frente a indios muy guerreros. Pero esto no sería más que una mera escaramuza en la futura y larga guerra de Arauco que iniciaría Pedro de Valdivia. Con poco que ganar y con tan belicosos naturales, Almagro decidió regresar al Perú.

El camino elegido de vuelta, ahora por el desierto de Atacama, fue tan horroroso como la travesía por la cordillera, días quemantes y noches heladas, la hostilidad de los indígenas y la escasez de agua y alimento, aunque a pesar de ello, lo consideró mejor que la travesía por los Andes.

Tal era el estado físico en que llegó Almagro y sus seguidores que desde entonces a los que vinieran de esas tierras se les llamaría los “rotos de Chile”.

La cuarta expedición fue la de Pedro de Valdivia que partiendo ruta-pedro-de-valdivia1540
de Cuzco en enero de 1540, penetró en Chile desde Arica en febrero, bordeó las montañas bajas de la cordillera, para llegar en abril a Tarapacá  a 1410 metros de altitud.

Pasaron por el río Loa, el oasis de Calama y el pueblo de Chiu Chiu, llegando a San Pedro de Atacama, donde permanecieron dos meses.

Atravesaron los 900 km del temible desierto de Atacama sin perder un solo hombre; eran 149 hombres y una mujer (Inés de Suarez), llegando al valle de Copiapó.

Valdivia tomó posesión de la tierras y las bautizó como Nueva Extremadura.
Pasaron luego por los valles del Huasco, Coquimbo, Liman, Aconcagua o de Chile y finalmente en diciembre al valle del Mapocho.

El 12 de febrero de 1541, Valdivia fundó Santiago del Nuevo Extremo en el valle del río Aconcagua, e inició una campaña militar hacia los territorios más al sur.

08-rio-biobio
Río Bio Bio

Los primeros socorros le llegaron por barco desde El Callao, en septiembre de 1543, y en diciembre del mismo año con una expedición de 70 jinetes desde el Perú.

Valdivia llegó al río Maule en 1544 y posteriormente en 1550 al río Bío Bío con 200 hombres, donde el 22 de febrero tuvo lugar la batalla de Andalién con los mapuches o araucanos al Sur del río Itaca.

El 25 de diciembre de 1553 murió Valdivia, tras una emboscada tendida por el mapuche Lautaro, en plena Guerra de Arauco. Este enfrentamiento bélico, cuya primera fase Alonso de Ercilla la relató en La Araucana (1569), se extendió a lo largo de tres siglos, aunque con cortos periodos de paz gracias a la realización de treguas o «parlamentos» (como el de Quilín), que estableció un límite entre el gobierno colonial y las tribus indígenas a lo largo del río Bio Bío en 1641, dando nombre a la zona conocida como La Frontera.

En resumen, las dos primeras expediciones que pasaron por Chile fueron marítimas de carácter descubridor y exploratorio, y las dos siguientes terrestres de exploración y conquista. Aunque todas con alto coste en vidas, las de Almagro y la de Valdivia, tuvieron que soportar enormes sacrificios por el durísimo terreno que exploraron y la hostilidad de los nativos. A pesar de ello, Pedro de Valdivia en sus cartas al emperador Carlos V mostraba su admiración por las tierras de Chile, de sus riquezas, la bondad de su clima, la belleza de su paisaje y la abundancia de población.

En una de ellas decía así:

“Informar asimismo de la buena tierra ques ésta, de buen temple, fructífera e abundosa e de sementeras e de mucha madera e todo lo demás ques menester e se requiere para ser poblada e perpetuada de nosotros, e con razón, porque paresce tenerla nuestro Dios de su mano y servirse de nosotros en la conquista e perpetuación della”.
“Vieron la más linda tierra del mundo , sana e apacible e sitio para poblar una ciudad mayor que Sevilla”

 

 

 

 

http://historiaybiografias.com/magallanes/

https://es.wikipedia.org/wiki/Expedici%C3%B3n_de_Almagro_a_Chile

https://es.wikipedia.org/wiki/Archipi%C3%A9lago_de_Tierra_del_Fuego

Historia de Chile. Armando de Ramón

Historia de Chile. Carlos Fredes Aliaga

http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0005005.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s