Los ojos de la Historia

Los ojos de la Historia, como Gerardus Mercatus denominó a los mapas en pleno siglo XVI, constituyeron una información que España procuró mantener secreta, después de que “la tierra doblase literalmente su tamaño“.

A medida que la visión comercial y de aquisición de nuevas tierras cambiaba en Europa del Mediterráneo al Océano Atlántico, la información que se adquiría acerca de los nuevos territorios era de vital importancia para España como potencia mundial.

1492 colon
Primer dibujo de las costas de América (La Española), atribuído a Cristóbal Colón

Los españoles intentaron proteger sus exploraciones y descubrimientos de las otras potencias europeas, primero los de las Indias occidentales y luego los del Mar del Sur; entre otras razones, porque solían estar en guerra con ellas, y por ese motivo fueron muy reservados en publicar los resultados de sus cartografías y sus mapas. A pesar de ello, y como consecuencia en parte de los ataques piratas y del robo de documentación, no pudieron ocultarlo durante mucho tiempo.

Las cancillerías de todas las potencias europeas destacaron espías en aquella Sevilla del siglo XVI y hubo muchos mapas españoles que acabaron en colecciones europeas, lo que demuestra por sí solo que aquellos navegantes dibujaron los confines de un mundo desconocido a medida que lo iban recorriendo.

jdelacosa
1500. Mapa portulano atlántico de Juan de la Cosa, realizado en el Puerto de Santa María, manuscrito sobre pergamino

El primer mapa conocido en el que aparece representada América es el que fue elaborado por el cartógrafo español Juan de la Cosa en torno a 1500, y que se trata en realidad de una carta naútica.

De la Cosa había tomado parte en dos de las expediciones de Colón a América, y de este modo, recogió los descubrimientos hechos por Cristóbal Colón en sus tres primeros viajes, así como los de Ojeda, Vespuccio y Caboto.

cm_juandelacosa-1
Detalle del mapa de Juan de la Cosa

En su mapa, las Antillas tienen un trazado claro, y Cuba es una isla. Las costas están perfectamente definidas. Todos los accidentes costeros, tales como bahías, cabos o golfos, están dibujados. Además, la línea del litoral está plagada de topónimos correspondientes a las ciudades y puertos, escritos en negro o rojo, reservando este último color para facilitar la localización de los lugares de mayor importancia. Las islas, están bien detalladas y llama la atención el dato de la insularidad de Cuba, que no sería confirmada oficialmente hasta ocho años más tarde. El mapa, se conserva en el Museo Naval de Madrid.

A partir de ese momento histórico, y hasta mediados del siglo siguiente, las exploraciones y los trabajos de españoles y portugueses fueron utilizados por distintos geógrafos, cartógrafos y comerciantes principalmente italianos, flamencos y alemanes, que se dedicaron a realizar planisferios y mapas mundi, en los que ya se incluían las nuevas tierras descubiertas. Unos fueron publicados y otros guardados celosamente por sus propietarios.

Cantino_planisphere_(1502)
Planisferio de Cantino

El primero en aparecer fue un Planisferio anónimo, parece que realizado en Portugal y llevado a Italia por Alberto Cantino en 1502. El mapa lleva la inscripción Carta da navigar per le Isole nouam tr [ovate] in le parte de l’India: dono Alberto Cantino al S. Duca Hercole (duque de Ferrara). Se encuentra depositado en la Biblioteca Estense de Módena, Italia.

1506Caverio_map 1506
Planisferio de Caverio

En 1505, apareció el segundo, del cartógrafo genovés Nicolaus de Caverio, que dibujó el mundo conocido por Occidente y que tomó como modelo el Planisferio de Cantino, ligeramente actualizado.

Aunque es un mapa de los conocidos como portulanos, no sigue las costumbre de la época, en la que las banderas representan los dominios de cada Estado. También elimina la línea de demarcación establecida en el Tratado de Tordesillas y cualquier alusión a jurisdicciones políticas. Como novedad, “verdadera revolución tecnológica para los mapas de navegación”,​ las latitudes se indican en el margen izquierdo mediante una escala graduada desde los 55 grados sur a los 70 grados norte.

Al sureste de la Florida situó las Antillas, con la leyenda “Las Antilhas del Rey de Castella”, con La Española y Cuba. Al oeste se encuentra un golfo conteniendo numerosas pequeñas islas. La costa desciende inmediatamente para formar la península de Yucatán, sin apenas aparecer México.

El planisferio de Caverio es la fuente principal del mapa de Martín Waldseemüller, publicado en 1507, y fue utilizado también en la confección de otros mapas del primer cuarto del siglo XVI, en los que se encuentra la misma incorrecta configuración de la Florida, el Golfo de México y la península de Yucatán. Se conserva en el Departamento de mapas y planos de la Biblioteca Nacional de Francia.

En 1506 apareció el tercero, el planisferio de ContariniContarini-Rosselli, que es un mapamundi de proyección cónica dibujado por el cartógrafo italiano Giovanni Matteo Contarini, en el que los paralelos forman círculos concéntricos y los meridianos son líneas convergentes en el polo Norte.

mapa-de-contarini
Planisferio de Contarini

Sus fuentes para representar las tierras recién descubiertas pueden ser los mapas de Juan de la Cosa, Cantino y Caverio, acomodándolos a su propia visión y desconociendo tanto el cuarto viaje de Colón como las afirmaciones de Vespucio acerca de la continuidad del continente americano. Al oeste y hacia el centro se localizan los descubrimientos españoles, representándose Boriquén, Insula Hispaniola y terra de Cuba. Solo se conoce un ejemplar, actualmente conservado en la Biblioteca Británica de Londres.

En la pequeña ciudad italiana de Pésaro se conserva uno de los mapas más antiguos de América y a la vez uno de los menos conocidos.

mapa de pesaro
Carta Oliveriana de Pesaro

Se trata de un planisferio sin título, fecha ni firma que, a falta de otro nombre, suele llamarse “Carta Oliveriana de Pésaro” por la Biblioteca Oliveriana en la que se conserva. Por la información contenida en el mapa, los expertos han deducido que debe ser posterior a 1504 y probablemente anterior a 1508.

pesaro
Detalle de la Carta Oliveriana de Pesaro

Sobre el autor, se ha especulado con que pudo ser el español Nuño García de Toreño en base al estilo artístico de algunas ilustraciones, pero también Americo Vespucio por la información geográfica contenida, en la que pudo combinar los descubrimientos portugueses con los castellanos. Además, este planisferio es uno de los dos primeros mapas en llamar “Mundus Novus” al continente sudamericano. La expresión Mundus Novus había sido popularizada por una carta publicada en 1504 bajo el nombre de Vespucci pero probablemente apócrifa y que fue todo un best-seller en su época.

Planisferio de Ruysch, 1507
Planisferio de Ruysch

En 1507 el planisferio de Ruysch (flamenco), es uno de los primeros en poner al día el mapa de Ptolomeo y el que mayor impacto iba a tener sobre las percepciones geográficas de los europeos al difundirse en miles de copias acompañando una edición actualizada de la Geographia de Ptolomeo.

Se trata de una estampa calcográfica impresa en pliego, cuyo título completo aparece indicado en una banderola: Universalior Cogniti Orbis Tabula, Ex recentibus confecta observationibus (Carta de todo el orbe conocido, realizada a partir de descubrimientos recientes).

Como el planisferio de Contarini, del que podría derivar, utiliza una proyección cónica, donde los paralelos son círculos concéntricos y los meridianos líneas originadas en el polo Norte. El meridiano cero divide las dos hojas y atraviesa las islas Canarias.

En 1507 se publicó en Saint-Dié la “Universalis Cosmographia” o Planisferio del cartógrafo alemán Martin Waldseemüller, impreso en Estarsburgo, en el que por primera vez se utiliza el nombre de «América» al considerar a Américo Vespucio como el descubridor del nuevo continente.

Waldseemuller_1507
Universalis Cosmographia de Martin Waldseemüller

Se trata de una Carta geográfica en la que la imagen de América se limita a una estrecha y alargada franja independiente de Asia, con pájaros, ríos y mucha “terra incógnita”. Sólo ha sobrevivido una copia del mapa que fue comprada por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos por 10 millones de dólares.

En 1508 se realizó el bojeo de Cuba, dando lugar al primer mapa de la isla, atribuido al Gobernador Sebastián de Ocampo, y que figura en los libros de historia de Cuba.

En 1511 en Sevilla, el italiano Pedro Mártir de Anglería al servicio de los Reyes de España, dibujó las costas de lo explorado hasta ese momento, basandose mapa1511 españolaen la información que obtenía de las entrevistas con los navegantes y conquistadores y cuyo original se atribuye al piloto Nuño García de Torreño

En la Biblioteca Real de Turín, se guarda un mapamundi que tiene la siguiente leyenda: “En la noble ciudad de Valladolid por Nuño García de Torreño (o Torreno), Piloto y Maestro de hacer cartas de navegar de la Casa. Año de 1522″ (cf. Manuel de la Puente y Olea, estudios geográficos de la Casa de la Contratación, Sevilla, 1900, pág. 291).

1513_Piri-Reis
Mapamundi de Piri Reis

En 1513, el turco Piri Reis dibujó el que probablemente fuera un gran Mapamundi. La historia es la siguiente: Durante una campaña naval contra Venecia en 1501, la flota turca capturó un barco español en cuya dotación había varios marineros que aseguraron haber acompañado a Colón en sus viajes a las Indias. Llevaban con ellos cartas de navegación referentes a aquellos viajes. Así fue como Kemal Reis, famoso almirante de la armada turca y tío del también almirante y cartógrafo Piri Reis, entró en posesión de esas cartas y de abundante información sobre las incursiones de Colón en el nuevo mundo y con estos datos dibujó el mencionado mapa. El que conocemos, es el único fragmento que se ha conservado. Está lleno de anotaciones marginales suficientes para interpretarlo. Es un manuscrito muy rico en detalles y en decoración, dibujado a nueve colores, que muestra el Océano Atlántico bordeado en la parte oriental por África y la península Ibérica y en la occidental por todas las tierras conocidas del continente americano.

mapa waldesmuller 1513
America Admiral’s map de Martin Walseemuller

En 1513 se dibujó el America Admiral’s map, de Martin Walseemuller. Se trata de una parte de veinte nuevos mapas para formar con ellos un verdadero atlas, en uno de los cuales, titulado Tabule Terre Nove, rectificaba la atribución del descubrimiento a Américo Vespucio. Waldseemüller no utilizaba ya el nombre de «América», sustituyéndolo por el de «Terra Incognita», y en una nota aclaratoria añadía que «esta tierra y las islas adyacentes fueron descubiertas por el genovés Colón, por mandato del rey de Castilla. El dibujo de Waldseemüller muestra la continuidad del litoral entre el norte y el sur de América,así como las islas del Caribe.

En 1516 se dibujó un Mapa Miniaturado de la isla de La Española que se conserva en la Biblioteca Universitaria de Bolonia.

laespañola1516
Mapa miniaturado de la isla La Española

Respecto a este dibujo, Carlo Frati comentó en 1929: “Si este mapa no fue ejecutado (como creemos) bajo los ojos de Pedro Martir, y por su deseo o insinuación, seguramente fue trazado por quien vivía, y podia conseguir, sea del propio Pedro Martir, sea de sus informadores, todos los datos que necesitaba para ejecutar el mapa, tan diligentemente y con tanta exactitud de contornos.” El mapa, efectivamente está ejecutado con tanta perfección, que se encuentran allí indicados, no solamente las ciudades (y aun las menores), las tierras, las montañas, los puertos, las bahías, los ríos, las riberas, los lagos, sino hasta los peñascos, que en las costas haitianas son muy frecuentes”. Este mapa sustituyó al xilográfico manuscristo rudimental de 1511 de contornos sencillos de las islas de Cuba y La Española.

1519_del-planisferio-de-Jorge-Reinel
Planisferio de Jorge Reinel

En 1519 apareció el Mapa manuscrito realizado por el cartógrafo portugués Jorge Reinel. En él están representadas aún con bastante imprecisión las islas de La Española y Cuba, la península de Yucatán y las costas de Suramérica conocidas, incluyendo una destacable toponimia. Al norte de Cuba aparece la península de Florida marcada como “Tera Bimini”, ya con el estandarte español en ella. El golfo de México no está completo en su parte central.

 

En 1525, en Sevilla, Nuño García de Torreño dibujó en color el planisferio manuscrito

1525-salviati-orbis-universalis
Mapa de Salviati

coloreado conocido como mapa de Salviati. Se trata de un gran mapa de más de dos metros con caracteres portolanos, con al menos 22 rosas de los vientos y lineas radiales de navegación. El nombre de este decorativo mapa se debe a que su primer propietario fue el cardenal Salviati, nuncio del Papa en España entre 1525 y 1530. Geograficamente reproduce el mundo conocido con una perspectiva típicamente europea, mostrando solo las costas del Norte y del Sur de América.  La novedad de este mapa es que refleja los nombres propuestos por Esteban Gomes en 1525 en su viaje por las costas de Carolina del Norte y la bahía de Cheseapeake en Maryland.

Basado en el estilo y la decoración empleada, los expertos creen que se trata de un trabajo de Nuño Garcia de Toreño. El mapa está coloreado, con el mar Rojo en dicho color, figurando también dibujos de arboles, montañas, animales y torres de castillos. Se localiza en la Biblioteca Medicea Laurenziana de Florencia, Italia.

En 1529, se encargó a Diego Rivero, cosmógrafo de la Casa de Contratación de Sevilla y cartógrafo real, el primer Mapa científico en el que consignar la evolución del descubrimiento y exploración de nuevas tierras.

mapa diego ribero 1529
Mapa de Diego Rivero. 1529

Rivero entró al servicio de Carlos I de España en 1518 como cosmógrafo de la Casa de Contratación de Sevilla, adoptando la carta de naturaleza española en 1519.

1529-Diego-Rivero
Mapa de Diego Rivero

En 1527 se encargó de realizar el Padrón real (también Patrón real) de dicho año, o mapa maestro oficial, y secreto, a partir del cual se hacían las cartas de navegación usadas en todos los barcos españoles de la época, considerado el primer mapa científico del mundo. El Padrón real del que se conservan copias en la biblioteca de Weimar (Mundus Novus) y en la biblioteca Vaticana (Propoganda Map), es el primer planisferio basado en observaciones empíricas de latitud. Está fuertemente influenciado por la información recopilada durante el viaje de Magallanes-Elcano.

El mapa delinea con bastante precisión las costas de Centroamérica y Sudamérica, e incluye a las islas Malvinas, aunque no aparecen ni Australia ni la Antartida, y el subcontinente indio figura con un tamaño demasiado pequeño.

America 1529_Diego-Ribero
1529 Desconocido – Carta ampliada sobre la de Diego Rivero

Muestra por primera vez, entre otros, la extensión real del Océano Pacífico  y también por vez primera de forma continua, la costa oriental de América del Norte, posiblemente basándose en la exploración de dicha costa por Esteban Gómez en 1525. También muestra las líneas del Tratado de Tordesillas. Al río Orinoco se le denomina río Dulce.

Existe un mapa de autor desconocido, que es una interpretación del mapa de América de Diego de Rivero extraída de la Carta Universal que realizara en 1529. La imagen es particularmente interesante porque se trata de una ampliación bastante buena en la que se puede leer toda la toponimia.

1529-diego-ribero-delimitacion-de-las-zonas-de-influencia-portuguesa-y-la-espanola-en-tordesillas-islas-molucas-de-las-especias-en-territorio-espanol
Delimitación de las zonas de influencia españolas y portuguesas por Diego Rivero en 1529. Linea de Tordesillas.

 

En 1533, Alonso de Chaves, cosmógrafo al servicio de Carlos V y Felipe II, dibujó un  mapamundi de cuatro folios de pergamino de los que solo quedan dos, aunque no hay certeza de la existencia de los otros dos.

Mapa de Alonso de Chaves 1533
Mapa de Alonso de Chaves 1533

En 1533 solo habían pasado 41 años desde la llegada de Colón a las Indias, pero en lugar de la prometida ruta para comerciar con las especias orientales, España había descubierto un continente desconocido. El impacto de este hecho fue enorme y generó una empresa que supuso un esfuerzo colosal de exploración y de alto coste económico. Los navegantes y exploradores españoles no le perdieron la cara al desafío.

El mapa de Chaves se dibujó en un momento esencial de la historia de España, de América y del mundo, encontrándose en la actualidad en la Herzog August Bibliothek de Wolfenbüttel, Alemania.

El mapa da idea de la sistematización que estableció la Corona, desde la Casa de la Contratación de Sevilla, para controlar los barcos que iban y venían en el arriesgado viaje a lo desconocido. Uno tras otro, cada piloto era entrenado, formado, y examinado allí antes de pasar los férreos controles que permitieran dar el salto al otro lado del océano. Y a su vuelta debía sumar los nuevos conocimientos adquiridos en el viaje para completar el mapa común… y cada vez más secreto.

El folio dedicado a América tiene ocho leyendas geográficas que aportan información de lo que se sabe de cada zona en ese preciso momento. La línea de costa termina donde la exploración no ha llegado. También destaca la preciosa iconografía de la flora y la fauna representativas: avestruces, tigres, monos o papagayos, en las distintas latitudes, que aparecen explicadas con bastante detalle.

No olvida reflejar los litigios territoriales con Portugal y otras naciones, porque tras completar la vuelta al mundo con la expedición de Magallanes y Elcano (1522), se inició un control del paso por el Estrecho de Magallanes. Así, junto al mismo  escribe: “voy a Maluco” o junto a las Antillas:  “voy a las Indias”.

Si en el Tratado de Tordesillas se delimitaba un meridiano a 370 leguas al oeste de Cabo Verde, aquí aparece en esa demarcación como una línea negra vertical que va desde la Punta de Humos en Brasil a la Boca del Río de la Plata.

Esta carta, meramente informativa que recopilaba lo conocido en todo el mundo, preparaba el Padrón Real, ya mencionado, que era la carta de marear con rumbos y datos de navegación, que permitía a los pilotos encontrar sus destinos.

En ella se muestran los progresos hechos hasta ese momento, lo que hacen único este ejemplar. Desde el punto de vista geográfico, vemos que el Ecuador está perfectamente ubicado corrigiendo anteriores desviaciones de 8 grados. Yucatán seguía considerándose isla, pero aparece ya casi pegada a Tierra Firme. La exploración del Pacífico se limita a Centroamérica y la costa de Perú hasta Chimcha, puesto que no se tiene aún noticia de los descubrimientos de Pizarro hacia el interior en 1531.

En el lado atlántico la costa de Sudamérica está dibujada con precisión, así como las Antillas y el Golfo de la Nueva España (México). En Norteamérica ya se muestra la continuidad de la costa como continente, abandonando la creencia anterior de que era una sucesión de islas.

alonso de chaves mapa asia
Herzog August Bibliothek Wolfenbüttel: Cod. Guelf. 104a Aug. 2° (fragmento)

Al ser el primer mapa que salió de la Casa de la Contratación de Sevilla tras la venta de las islas Molucas a Portugal, en el Tratado de Zaragoza de 1529, reafirma en rojo la posición española de un territorio prestado y el perfil de las islas que, si estaban en el oeste eran españolas, y si en el este portuguesas. Desde esta época hasta el siglo XVIII la navegación por el Pacífico fue casi exclusivamente hispánica. Las Marianas aparecen como Islas de los Ladrones y China, al norte, con un pájaro.

La figura de Alonso de Chaves, que desde 1528 fue «piloto y cosmógrafo e maestro de hacer cartas y astrolabios, e otras cosas para la navegación» merece en ese contexto un lugar de honor en la historia de la exploración y la navegación hispánicas. En un avispero de rencillas, ambiciones y odios, su trabajo y su figura quedaron intactas, incluso a pesar de su inquina manifiesta por Caboto, el cual trató de impugnar el Padrón realizado por Chaves.

Fue nombrado Piloto Mayor por Felipe II  (todavía Príncipe) en 1552 y fue autor del manuscrito secreto «Espejo de Navegantes», que jamás fue publicado porque contenía toda la información sensible sobre las rutas y los medios necesarios para viajar a América.

En 1544 el italiano Battista Agnese, incorporó los nuevos hallazgos geográficos a uno de sus mapas, como la trayectoria del viaje de circunnavegación de Magallanes, y la península de la Baja California.

1200px-1544_Battista_Agnese_Worldmap
Mapa del Mundo de Battista Agnese

 

En 1545 Pedro de Medina cartógrafo, autor y fundador de las ciencias marinas, publicó su obra más importante, El arte de navegar, una visión general de lo que se sabía hasta el momento en la materia. La obra, que recoge todos los conocimientos de la época sobre esta materia, tuvo una gran difusión internacional y se tradujo a diversos idiomas europeos en muy poco tiempo. Suma de Cosmographia (Compendio de cosmografía) se considera un extracto de El arte de navegar, y contiene información sobre astrología y navegación, escrita para una audiencia no especializada.

mapamundi pedro de medina
Mapamundi de Suma de Cosmografía, de Pedro de Medina

Al final de la Suma se encuentra un bello mapamundi a doble folio, iluminado en rojo, azul, verde, siena y oro. Representa el mundo conocido hasta entonces, con clara información de los descubrimientos geográficos de españoles y portugueses. Está indicada la línea de demarcación establecida en 1494 en el Tratado de Tordesillas, que establece los dominios de España y Portugal en América en esa época.

Pedro de Medina (1493–1567) vivió en Sevilla, en el centro de la empresa náutica española y punto de partida de los barcos hacia el Nuevo Mundo. Trabajó en el entorno de la Casa de Contratación, la agencia gubernamental española que controlaba la exploración y colonización, aunque nunca estuvo empleado en ella.

Map_of_America_by_Ramusio
Mapamundi de América de Ramusio

Entre 1550 y 1556, Giovanni Battista Ramusio, político, escritor e historiador veneciano, publicó su obra “Delle Navigationi et Viaggi“, que  está compuesta por tres Tomos en folio. Recoge en ella la labor compiladora y traductora de toda su vida.

La descripción de Ramusio sobre los principales viajes de la historia en general, y del descubrimiento del Nuevo Mundo en particular, realizada para acercar a Europa esos importantes momentos, servirá además de dibujar una nueva visión del mundo, para dar en Italia una visión no tan conflictiva de la conquista como se encuentra en otros relatos de la época.

El tomo tercero está exclusivamente destinado al nuevo continente. La primera edición es de 1556 (todavía en vida de Ramusio), volviendo a imprimirse en 1565 y 1606.

La obra dedica algunos capítulos a los viajes al Nuevo Mundo realizados por Cristóbal Colón, Hernán Cortés y Francisco Pizarro entre otros, ilustrados con algunos mapas. La intención de Ramusio, heredera directa del Renacimiento, es una idea divulgadora y formadora que pretende acercar al lector italiano las mayores hazañas de viajes de la historia.

1561 America_by_Sebastian_Munster
América por Sebastian Munster 1561

Sebastian Münster, uno de los geógrafos más prolíficos del siglo XVI fue el primero en publicar mapas separados por continentes, que aparecieron originalmente en una edición de la Geographia de Ptolomeo de 1540 realizada en Basilea. Aunque en este mapa de 1561 se habla del “Nuevo Mundo”, “Nous Orbis”, vuelve a incluir la denominación de América, lo que perpetua el uso de este término para el continente, que ya había sido utilizado, como hemos visto, por Martín Waldseemüller.

América 1562_Mapa-Diego-Gutierrez
Mapa de Diego Gutierrez 1562

En 1562, Diego Gutiérrez, un cartógrafo español de la Casa de la Contratación, y Jerónimo Cock, un grabador notable de Amberes, colaboraron en la preparación de un espectacular y ornamentado mapa de lo que en aquel entonces se refería como la cuarta parte del mundo, América. Fue el mapa grabado más grande de América hasta aquel entonces y en el que aparece identificado el “Auctore Diego Gutiero Philippe Regis Hisp. etc.” Solo existen dos copias de este extraordinario mapa, una en la Biblioteca del Congreso (Washington, D.C.) y la otra en la British Library (Londres).

Con el mapa de Gutiérrez, España anunciaba a las naciones de Europa cual era su territorio americano, marcando claramente sus esferas de control, no con grados, sino con la apariencia de una línea muy ancha para el Trópico de Cáncer, claramente dibujado en el mapa. En realidad es un mapa oficial, en el que hay tres escudos de armas: el de Portugal, el del imperio español de los Habsburgo y el la corona francesa.

Parece que bastantes copias se podrían haber hecho con la intención de delinear con claridad la esfera de influencia de España en América, al mismo tiempo que se reconocía la presencia de Francia y Portugal. Resulta irónico que en la década de 1560, después de la aparición del mapa, España se viera obligada a reforzar su presencia a lo largo de la costa norte del Atlántico en Norteamérica. En 1562, Francia comenzó a colonizar lugares en lo que son ahora los estados de Carolina del Sur y la Florida, amenazando el control exclusivo de España en esa zona.

El Nuevo Mundo (Tierra Nova) de Ruscelli. 1562

Girolamo Ruscelli (1504-1566) autor de este mapa, se basó en uno similar publicado por Gastaldi en 1548, y del cual existen pocas copias. Ambas versiones se caracterizan por presentar el rio Marañón-Amazonas con origen al sur del subcontinente. Los mapas de Ruscelli gozaron de gran difusión debido al éxito de su traducción al italiano de una copia en griego de la Geographia de Tolomeo, que superaba en calidad las traducciones anteriores derivadas del latín. La traducción de Tolomeo por Ruscelli continuó siendo editada en Venecia hasta principios del siglo XVII, cuando las técnicas de grabado e impresión de mapas habían sido mejoradas con creces por los neerlandeses.

A principios del siglo XVI en Italia funcionaban los principales centros europeos de producción y comercio de obras geográficas y cartográficas. En Roma se concentraba la producción y venta de mapas y vistas de ciudades en perspectiva panorámica mientras que en Venecia se proyectó una cartografía con aspiraciones más globales. Venecianos como Giovanni Battista Ramusio (1485-1557) y Giacomo Gastaldi (1500 -1566) llevaron al cenit el prestigio de la geografía y de la cartografía italiana a mediados del Siglo XVI. Gastaldi es recordado como el primero en introducir la técnica de grabado en cobre a la producción de mapas.

Gerardus Mercator, cosmógrafo belga de la corte del duque Guillermo de Cléveris desde 1564, hace su gran contribución con el mapa cilíndrico, al concebir la idea de una nueva proyección aplicable en los mapas, que utilizó por primera vez en 1569, la cual sería conocida posteriormente como proyección de Mercator; lo novedoso en su propuesta del nuevo sistema de proyección era que las líneas de longitud eran paralelas, lo cual facilitaba la navegación por mar al poderse marcar las direcciones de las brújulas con líneas rectas.

Mapamundi de Mercator de 1569

El inventor de la que sin duda es la representación que más se ha extendido hasta nuestros días, llevó a cabo la siguiente representación del continente americano en 1569:

América por G.Mercator en 1569

El cartógrafo flamenco trazó los límites de una América del Sur que no guarda muchas similitudes con la representación que manejamos en la actualidad, con un cono sur que aparece menos estilizado de lo que es en realidad.

América por Ortelius en 1570

De la misma época que Mercator es Abraham Ortelius, que publicó en 1570 el  Mapa de América. La obra más importante de Ortelius es Theatrum orbis terrarum, que se publicó por primera vez en Amberes en 1570 y hoy día está considerado el primer atlas mundial. Fue una obra muy reeditada y frecuentemente actualizada en los años siguientes a  su primera publicación.

Abraham Ortelius había nacido en Amberes en 1527. Era amigo y compañero de Mercator, y llegó a ser cartógrafo oficial de la corte de Felipe II. Inicialmente, su interés por la cartografía le llevó a recopilar y organizar obras de otros autores que editaba agrupadas y en un formato y tamaño manejables. Aquello le llevó a convertirse en un experto y optó por dibujar sus propias láminas.

Una vesión digital de óptima calidad de Theatrum orbis terrarum, puede encontrarse en la Biblioteca del Congreso de los EE.UU. Otra versión completa de la edición de 1588 se encuentra en los Fondos digitalizados de la Universidad de Sevilla.

Los ojos de la Historia, a los que también hizo referencia Herodoto en el siglo V a.c. para definir la geografía y la cronología, tuvieron para el Imperio español una importancia fundamental en estos primeros 70 años del siglo XVI. La Corona española llegó a prohibir la edición de los trabajos cosmográficos, geográficos y cartográficos de Alonso de Chaves y Alonso de Santa Cruz, sin duda demasiado precisos y excesivamente útiles en manos de la competencia.

 

 

Pedro Mártirde Anglería y su obra De Orbe Novo

El mapa mas Antiguo de la isla de Santo Domingo (1516) y Pedro Martir de Anglería

https://es.wikipedia.org/wiki/Planisferio_de_Contarini

https://es.wikipedia.org/wiki/Planisferio_de_Cantino

https://laamericaespanyola.wordpress.com/2016/11/20/cuba-es-una-isla/

http://valdeperrillos.com/books/cartografia-historia-mapas-antiguos/cartografia-del-siglo-xvi-navegacion-descubrimientos

http://www.abc.es/cultura/abci-mapa-secreto-america-dibujado-plena-exploracion-alonso-chaves-201701100137_noticia.html

http://www.geografiainfinita.com/2015/02/latinoamerica-a-traves-de-12-mapas-antiguos/

https://matematicasycosmos.wordpress.com/2014/10/18/compendio-de-cosmografia-por-pedro-de-medina-1493-1567/

https://erni2erni.wordpress.com/2009/10/08/cartografia-novus-orbis/

http://bvc.biteca.com/items/show/560

https://es.scribd.com/document/353804090/1-Historia-Cartografia

https://historiaymapas.wordpress.com/tag/nuno-garcia-de-toreno/

http://www.bne.es/es/Micrositios/Exposiciones/BNE300/documentos/300anos_180-181.pdf

https://www.loc.gov/rr/hispanic/frontiers/gutierrz2.html

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/la-visin-de-anhuac—reyes-recupera-a-ramusio-

Mariano Cuesta Domingo: La imagen del Nuevo Mundo en Mercator. El trazado de mapas hasta 1569. Revista Complutense de Historia de América 2013, vol. 39, 257-270)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s