Tlaxcala, el gran aliado

Tlaxcala, el gran aliado de los españoles en México, sin cuyo concurso difícilmente se hubiera visto el triunfo de Hernán Cortés y su pequeño ejército, se encontraba en guerra soterrada con Tenochtitlán cuando llegaron los españoles a las costas del Golfo de México en 1519.

imperio mexica 1521
Imperio méxica y estados independientes en 1521

Aunque Tenochtitlán había perdido la última batalla en 1504, tenía cercada a Tlaxcala y sometida a un bloqueo económico, impidiéndole el acceso a la sal del lago Texcoco y a otros alimentos y productos provenientes del intercambio comercial con los pueblos del Golfo y Centroamérica, así como con los del valle de México.  

Entre los siglos XIV y XV, Tlaxcala (Tlaxcallan, Texcalticpac, Texcallan, Teochimecas) se había distinguido como una de las culturas más importantes de Mesoamérica. Disfrutaron de una etapa de bonanza, gracias al comercio con los pueblos de la costa del Golfo de México y del Océano Pacífico, así como con Centroamérica. A través de este comercio los tlaxcaltecas obtenían cacao, cera, textiles, pigmentos, oro y piedras preciosas, pieles finas, plumas de aves exóticas, sal, etc.

Simultáneamente al esplendor de Tlaxcala, los tenochcas realizaban una serie de conquistas convirtiendo a muchos pueblos en tributarios, quedando Tlaxcala y otros cuantos señoríos fuera del control político de México-Tenochtitlán.

La integración de la Triple Alianza entre Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopan en 1455, da origen a las llamadas “guerras floridas”, con el propósito religioso de obtener prisioneros y sacrificarlos a sus dioses. Los enemigos seleccionados para estas justas bélicas fueron Huejotzingo, Cholula y Tlaxcala. Para el hitoriador mejicano Alfredo Chavero: “los pueblos del Anahuac, y principalmente los méxicas, habían llegado a un grado de fanatismo inconcebible; y su religión les obligaba a sacrificar gran número de hombres a sus ídolos, en las continuas fiestas que celebraban”.

Con las guerras floridas también comenzó una hostilidad hacia los comerciantes de Tlaxcala, quienes ya no pudieron transitar por las rutas comerciales, al ser maltratados y despojados de los bienes que comerciaban por los tenochcas.

La ciudad de Tenochtitlán en esa época, era gobernada por Moctezuma Ilhuicamina, que exigió tributo a la República de Tlaxcala, lo que significaba vasallaje y sometimiento que no aceptaron los tlaxcaltecas, dando inicio a una larga enemistad que desembocó en permanentes enfrentamientos bélicos.

Tlaxcala y Tenochtitlán surgieron en el mundo indígena como dos concepciones políticas diferentes que a la larga chocarían inevitablemente. Tlaxcala desarrolló un sistema de ciudades-estados que conformaron una República, mientras que México-Tenochtitlán se convirtió en un imperio. 

Durante muchos años los enemigos de Tlaxcala intentaron incursionar en su territorio, sin lograr conquistar un solo palmo de terreno. A su vez, Tlaxcala no pudo ir más allá de sus fronteras, hasta que los méxicas en el año de 1504, conjuntamente con sus aliados huexotzincas y cholultecas, lanzaron una ofensiva bajo el reinado de Moctezuma II, siendo derrotados ante el empuje de los tlaxcaltecas; un segundo ataque también fue desarticulado, teniendo que replegarse los méxicas y sus aliados.

quiahuiztlanjeroglificodetizatlanjeroglificodeocotelulcojeroglificodetepeticpacCuando Hernán Cortés penetró en su territorio por la cañada que hoy se conoce como La Mancera, Tlaxcala estaba organizada en cuatro señoríos Tepeticpac, Ocotelulco, Tizatlán y Quiahuixtlán.lienzo1

A pesar de haber enviado varias embajadas de paz a los gobernantes de Tlaxcala, estos atacaron por primera vez en Teocanzingo a los españoles por medio de las huestes del señor de Tecoac, un pequeño señorío de Tlaxcala. El 2 de septiembre de 1519, Xicohténcatl el joven atacó de nuevo a Cortés en el desfiladero de Teocantzingo, con resultados adversos. Al día siguiente combatió en los llanos del mismo lugar, sin que viesen coronados sus esfuerzos las armas tlaxcaltecas.

Ese año, el Consejo de Tlaxcala estaba formado por: Maxixcatzin, señor de Ocotelulco considerado como el señor principal, Xicohténcatl el viejo jefe de Tizatlán, Lahuexolotzin jefe de Tepeticpac y Citlalpopocatzin jefe de Quiauixtlán.

Aunque el Consejo estuvo dividido respecto a la estrategia a seguir con los españoles y sus aliados totonacas que los acompañaban, finalmente optaron por cesar en sus ataques. lienzo4Pudo más el temor a los méxicas y a su posible alianza con Hernán Cortés, que mantener una guerra que les estaba produciendo un alto desgaste; y vieron además la oportunidad justamente contraria, la de aliarse con ellos y derrotar a sus viejos enemigos, los méxicas.   

La paz se hizo en el cerro de Tzompantepec el 7 de septiembre de 1519, concertada en términos de una alianza amistosa entre dos naciones.

entrada-de-hernan-cortes-en-tlaxcala-de-la-serie-conquista-de-mexico
Entrada de Cortés en Tlaxcala

Los tlaxcaltecas aceptaron el reconocimiento de vasallaje respecto de Carlos V, soberano de España y a cambio Hernán Cortés les ofreció participar en la dominación de Tenochtitlán, además de respetar la autonomía y las formas de gobierno de su República.

También los tlaxcaltecas aceptaron adoptar la religión católica y se comprometieron a ayudar en la conquista y pacificación del territorio. Esa alianza daría a Tlaxcala a lo largo de los años, una cohesión e identidad cultural de carácter excepcional con respecto a los pueblos conquistados que más tarde configurarían la Nueva España. La celosa defensa de su autonomía a través de los tiempos, también se manifestó al final de la dominación española, cuando se resistió a ser lienzo5anexionada a Puebla durante el proceso de Independencia.

Hernán Cortés refiriendose a Tlaxcala en su segunda carta de relación a Carlos V, octubre de 1520, decía: “...porque es muy mayor que Granada y muy mas fuerte y de tan buenos edificios y de muy mucha mas gente que Granada tenía al tiempo que se ganó, y muy mejor abastecida de las cosas de la tierra, de maíz, aves, caza, pescado de los ríos y otras cazas buenas de mantenimiento…lienzo9

Las ventajas de la alianza hispano-tlaxcalteca pronto se dejó sentir cuando ocurrió la matanza de la nobleza de Cholula, en la que además de la esperada venganza tlaxcalteca, les dotó de sal, oro, algodón, etc., artículos de los que habían sido  privados por el bloqueo.

Fue la primera vez que castellanos y tlaxcaltecas lucharon en el mismo bando. Cortés les había sugerido que para diferenciarse de los cholutecas, lienzo6pusieran en sus cabezas unas guirnaldas con sus habituales cintas blancas y rojas. Así lo hicieron, y a partir de ahora combatirían juntos en numerosas batallas. Los españoles aportaban los caballos, las armas de fuego, la estrategia y el indomable espíritu de sus hombres. Los tlaxcaltecas añadían el número, la lealtad, el conocimiento del entorno, su exitosa tradición guerrera y un admirable valor que se ganó el respeto de los españoles desde el primer momento. Ambos se habían embarcado en un ambicioso y arriesgado proyecto que no tenía vuelta atrás.lienzo11

Dos años mas tarde, el 13 de agosto de 1521, cayó la gran Tenochtitlán a manos de los españoles y sus nuevos aliados que sumabán mas de 100.000 guerreros; en las nuevas conquistas y descubrimientos que emprendió Hernán Cortés contaron con ellos, quienes desde la pequeña República se diseminaron por todo el país y Centroamérica.

La rivalidad y el encono entre Tlaxcala y Tenochtitlán, fue descrita por el cronista de Tlaxcala, Desiderio Hernández Xochitiotzin, quien comentó que: lienzo46
la noticia de la caída de Tenochtitlán fue trasmitida por correos-corredores al día siguiente al medio día. El acontecimiento provocó una asamblea en la que los tlaxcaltecas acordaron nombrar a la Virgen María, patrona de la nación tlaxcalteca“, y  también que: “en honor de este acontecimiento llamaron a su improvisada iglesia y más tarde al convento que se construiría en la ciudad de Tlaxcala, lienzo48de nuestra Señora de la Asunción, para que cuando ésta subiera al cielo, llevara en sus santos y venerables manos, el acto de gracia a su divino hijo y éste a su vez, entregara al eterno padre, como presente, el derrumbe de la ciudad del demonio que era Tenochtitlán“.

Una vez consolidada la ocupación de la Nueva España, el territorio fue dividido en cinco provincias mayores (México, Michoacán, Coatzacoalcos, La Mizteca y Tlaxcala). La provincia era gobernada por un alcalde mayor, del que dependían los cuatro senadores de Tlaxcala. A finales del siglo XVI, el gobierno español elevó la alcaldía mayor a Gobernación con facultades para ejercer actos de justicia. Desapareció el Senado tlaxcalteca y en su lugar, los senadores fueron nombrados alcaldes mayores.

catedral_86_i_51040
Catedral de Tlaxcala 1537

Estos a su vez, tenían la facultad de nombrar un gobernador indígena, quien conjuntamente con los regidores designados por los caciques, integraban el Cabildo o República de Naturales.

En 1524, la Orden Franciscana inició la edificación en Tlaxcala de doce conventos, entre los cuales se encuentra la Catedral de la Virgen de la Asunción de Tlaxcala, una de las cuatro primeras del continente americano.

tlaxcala Saint_Francis_of_Assisi_Church,_Tepeyanco
S Francisco, Tepeyanco 1542

La fundación y erección de la capital Tlaxcala sobre un terreno donde no existía población indígena tuvo lugar el 3 de octubre de 1525 con el nombre de Santa María de la Nueva Tlaxcala y también con el de Tlaxcala de Nuestra Señora de la Asunción. De esa manera los españoles consolidaron su alianza con los cuatro señoríos, dándole en la capital unidad a los mismos. Alguno de los restantes conventos fueron el de Santa María de la Concepción, San Francisco en Tepeyanco, San Luis Obispo en Huamantla, San Judas y San Simón en Calpulalpan y el convento franciscano de Nuestra Señora de los Ángeles en Chiautempan.

En 1527 Tlaxcala se constituye en la primera sede episcopal de Nueva España y Fray Julián Garcés es su primer obispo.

tlaxcala, san judas y san simon en calpulalpan
San Judas y S Simón, Calpulalpan 1569

Tlaxcala conservó por los siglos venideros su gobierno indígena y sus tierras;​ se les concedió el poder de portar armas, montar caballos y anteponer el título de don a sus nombres. La ciudad fue la primera urbe indígena que recibió un escudo de armas y título de ciudad (1535). El nombre de Santa María de la Nueva Tlaxcala permaneció hasta 1932 en que fue cambiado por el de Tlaxcala de Xicohténcatl. También fue la sede del primer obispado de la Nueva España.

tlaxcala san luis obispo en humantla
San Luis Obispo,Humantla 1641

El escudo de armas fue otorgado por el emperador Carlos V por medio de una real provisión expedida en Madrid, el 22 de abril de 1535, como respuesta de la Corona de España a la solicitud del gobernador Diego Maxixcatzin, de la cabecera de Ocotelulco, en nombre de la ciudad de Tlaxcala.

Su texto dice así: “… por la presente hacemos merced y queremos y mandamos que ahora y de aquí adelante la dicha ciudad de Tlaxcala se llame e intitule la leal ciudad de Tlaxcala y que haya y que tenga por sus armas conocidas un escudo, el campo colorado y dentro de él un castillo de oro con puertas y ventanas azules, y encima del dicho castillo una bandera con un águila negra rampante en campo de oro; y por orla, en cada uno1200px-coat_of_arms_of_tlaxcala.svg de los dos lados de ella, un ramo de palma verde, y en lo alto de la dicha orla tres letras que son una I, una K, una F, que son las primeras letras de nuestros nombres y del príncipe D Felipe, nuestro muy caro y muy amado nieto e hijo, y entre estas letras dos coronas de oro, y de la parte de abajo dos calaveras de hombres muertos y entre ellas dos huesos de hombres muertos atravesados a manera de aspa que vuelvan a color amarillo; la cual dicha orla tenga el color de plata según que aquí van figuradas y pintadas, las cuales dichas armas damos a la ciudad por sus armas ídem ya señaladas para que las puedan traer y poner y traigan en sus pendones, sellos y escuadras y banderas y en las otras partes y lugares que quisieren por bien“.

El castillo del campo de gules, en el cual se encuentra ubicada la bandera con el águila es símbolo de fortaleza y poder, grandeza y sabiduría. Suele ser un símbolo del Reino de Castilla, que por extensión lo es a menudo de la Corona de Castilla y los reyes de España. El águila de sable que porta en el pabellón, de oro, es un símbolo del Sacro Imperio Romano Germánico.

Las dos primeras letras corresponden a las iniciales de su madre la reina Juana y de Carlos V, mientras que la tercera alude al infante Felipe II de España, heredero del trono. Entre los espacios de las iniciales destacan las dos coronas reales que corresponden a los monarcas citados. En el borde inferior se observa en el centro dos huesos amarillos cruzados a manera de aspas, y en los extremos dos calaveras, los ramos de palma verde simbolizan la gloria y grandeza de España, y grandeza y gloria de Tlaxcala

basilica de ocotlan tlaxcala ciudad de ocotlán
Basílica de Ocotlan, Tlaxcala 1687-1790

La fundación de Puebla de los Angeles en 1531, en el territorio que quedó fuera de la jurisdicción de Tlaxcala, fue una medida tomada por las autoridades españolas para respetar la propiedad de la tierra en manos de los indígenas tlaxcaltecas; incluso Carlos V expidió un documento el 13 de marzo de 1535, en el que se comprometía a no enajenar a la Corona las tierras de los nobles tlaxcaltecas, ni otorgarlas en merced a nadie. El documento incluía a sus sucesores.

tlaxcala san nicolas de Bari, Panotla
San Nicolás de Bari, Panotla

En 1545 la corona española acordó con Tlaxcala, que se gobernase a través de cada uno de los cuatro señores que se turnaban en el mando e integraban el Consejo, que luego se convirtió en un cuerpo municipal llamado Regimiento, que fue a su vez transformado por el primer Virrey de la Nueva España en cabildo indígena, con un gobernador al frente que se elegía cada dos años y al cual seguían en importancia los cuatro señores, con igual poder político y el título de regidores perpetuos.

De los acontecimientos ocurridos con los españoles desde 1519 nos cuentan los propios tlaxcaltecas mediante el Lienzo de Tlaxcala, que es un códice o pictograma, dibujado en la segunda mitad del siglo XVI (1552), a petición del cabildo de la ciudad de Tlaxcala.linzo de tlaxcal

El lienzo representa desde la sensibilidad nativa, la integración de los ejercitos indios y españoles en las fuerzas de Hernán Cortés; aparte de su valor artístico e histórico, recordaba, mediante escenas de la conquista, los servicios que los principales y guerreros tlaxcaltecas habían prestado a los españoles.

Se hicieron tres copias, una de las cuales fue enviada a España como presente para el rey Carlos I; la segunda copia se llevó a Ciudad de México para entregarla al virrey y la última quedó guardada en el cabildo tlaxcalteca. Por desgracia, estas tres copias están perdidas y el Lienzo se conoce únicamente a través de una reproducción realizada en 1773 por Manuel de Yáñez sobre el original que poseía todavía en el siglo XVIII el cabildo de Tlaxcala. 

El documento era un lienzo de algodón que medía 4,871 metros de largo por 2,087 metros de ancho. En la parte superior se localiza un rectángulo donde están representadados los cuatro señorios y en el centro del mismo las armas españolas. Debajo de estas hay un cerro con la fachada del convento de la Asunción, cuya advocación está en el centro.lienzocabecera

Debajo de la fachada está el escudo de la ciudad de Tlaxcala que le otorgó Carlos V. Más abajo aparece la primera cruz y a su alrededor y del cerro aparecen personajes españoles: Ramirez de Fuenleal, Antonio de Mendoza, Luis de Velasco y Hernán Cortés entre otros.

Debajo de esta cuadro aparecen 87 cuadrangulos  agrupados en trece filas y cada uno de ellos llevaban una glosa que los identificaban.

tlaxcala sanjoseparish
Iglesia de San José, Tlaxcala. Siglo XVIII

Son distintos momentos de las guerras de conquista en la que habían participado los tlaxcaltecas, distribuyendose así: 48 escenas de la conquista de Tenochtitlan, 3 escenas de la conquista de Panuco, 19 escenas de la conquista de occidente, 5 escenas de la conquista de Sinaloa y 12 de la conquista de Guatemala.

En 1591 El virrey Luis Velazco el Joven, auxiliado por el gobernador español de Tlaxcala, Alonso de Nava, y los frailes franciscanos Gerónimo de Zárate y Jerónimo de mexico estadosMendieta, negociaron con el cabildo de Tlaxcala el traslado de 400 familias tlaxcaltecas a la Gran Chichimeca. Estos tlaxcaltecas fundaron varias poblaciones en lo que actualmente es Jalisco, San Luis Potosí, Zacatecas y Coahuila. Después hubo otras expediciones que llegaron mucho mas lejos, participando en la fundación de ciudades en Nueva Vizcaya, Nuevo León, Nuevo México, Guanajuato, Sinaloa, Chihuahua, Tamaulipas, Texas e incluso en Perú y Filipinas. Este hecho histórico conocido como la Diáspora Tlaxcalteca se escenifica todos los años en las ruinas del Convento de Nuestra Señora de las Nieves en San Juan Totolac.

San Dionisio Yauhquemehcan
S Dionisio, Yauhquemehcan

En 1590 la población de Tlaxcala era de 100.000 habitantes, cuando en 1519 alcanzaba el medio millón. Las epidemias fueron la causa principal de esta reducción, como tambien lo fueron en el resto de Nueva España.

El impresionante patrimonio arquitectónico de Tlaxcala, principalmente religioso, con cientos de iglesias y edificios civiles, da una idea de lo que fue esta región en la época del virreinato de la Nueva España.

Ya en los siglos XVII y XVIII se construyeron los templos diocesanos de arquitectura barroca: San Nicolás de Bari en Panotla, San Dionisio en Yauhquemecan, San Agustín en Tlaxco, Santa Cruz de Tlaxcala, San Bernandino de Siena en Contla, Santa María Magdalena en Tlatelulco, Santa Isabel en Xiloxoxtla,  Santa Inés en Zacatelco y San José en Tlaxcala.

Parroquia-de-San-Agustin-Tlaxco
San Agustin Obispo, Tlaxco, siglo XVII

En Tlaxcala se desarrollaron numerosas haciendas y a mediados del siglo XVIII, existían 217 haciendas que ocupaban aproximadamente la mitad del territorio de la provincia. Las condiciones de los trabajadores de las haciendas y ranchos fue de una explotación controlada, pues siempre contaron con la protección del Cabildo indígena quien se ocupó de la contratación de los tlaquehuales (trabajadores estacionarios), controlando el pago de tributos que por ellos deberían pagar los hacendados, además de vigilar que no los retuvieran por endeudamientos onerosos.

Cuando España fue invadida por la Francia de Napoléon en 1802, la Junta Central Gubernativa española convocó a las provincias americanas a elegir diputados que las representaran en las Cortes de Cádiz

Palacio Municipal. Zócalo de Tlaxcala
Palacio de Gobierno Tlaxcala.

Tlaxcala no fue llamada en principio por tener un gobierno
autónomo, casi independiente. Pero el Cabildo indígena, invocó los servicios prestados a la Corona y los privilegios que esta le otorgó, entre ellos el de “Ciudad Insigne, Muy Noble y Muy Leal”, y se corrigió la convocatoria. Tlaxcala eligió a los hermanos Manuel y Miguel de Lardizábal, descendientes de vascos, y al doctor José Miguel Guridi y Alcocer, quienes participaron en la elaboración de la Constitución de Cádiz y en honor de la cual, la ciudad de 01_tlaxcala_palacio_de_gobierno_igmdTlaxcala designó a su plaza de armas como Plaza de la Constitución.

En la década de 1980 el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México declaró seis zonas de monumentos históricos de Tlaxcala como patrimonio de la nación.​ El primer sitio en recibir esta distinción fue el Centro histórico de Huamantla, protegiendo ochenta y seis manzanas que comprenden alrededor de 2667 edificios.

centro_axocomanitla,_tlaxcala
San Lorenzo. Axocomanitla. Siglo XVII.

Luego,  con un alto número de edificios fueron también declarados monumentos históricos como patrimonio de la nación los centros históricos de Tlaxco, Ixtacuixtla, Calpulapan, Apetatitlan, y la ciudad de Tlaxcala.

El estado de Tlaxcala hoy limita en su mayor parte con Puebla tanto al norte, al este, como al sur; al oeste lo hace con el estado de México y al noroeste con el de Hidalgo.tlaxcala mapa

Cuenta con una superficie de 4.016 kilómetros cuadrados (algo menor que la provincia española de Pontevedra) y una población a fecha censal de 2015 de 1.273.000 habitantes. Su capital Tlaxcala de Xicohtencátl cuenta con 90.000 habitantes.

Se organiza en 60 municipios, 26 de los cuales tienen un nombre derivado del nahuatl, uno del español (Españita) y otro combina raíces de ambos idiomas (Terrenate).

tlaxcala palacio de justicia
Palacio  Justicia de Tlaxcala. Siglo XVI

Hoy día, la ciudad de Tlaxcala destaca por ser una de las cinco ciudades más baratas para vivir dentro de las principales ciudades de México, y entre los primeros diez municipios a nivel nacional con mayor índice de educación. Reconocida por sus altos niveles de seguridad, tanto que en el año 2015, fue nombrada Ciudad de la Paz por el Comité Internacional de la Bandera de la Paz que es una ONG-Asociado con el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas. 

Hasta 1857, 36 años después de la independencia de México, no se le concedió a Tlaxcala el estatus de estado, y fue durante mucho tiempo uno de los territorios peor atendidos.

tlaxcala Parroquia_de_Santa_Isabel,_Xiloxoxtla
Santa Isabel, Xiloxoxtla

Y solo desde 1943, en que se celebró el Congreso Mexicano de Historia celebrado en Jalapa, no se eliminó de los textos de historia la acusación de la supuesta traición de Tlaxcala. Esta no fue tal, porque ellos nunca habían formado parte del imperio méxica y en esa guerra Tlaxcala luchó por su independencia…y no fueron los únicos. Tampoco en ese momento existía la nacionalidad mexicana.

tlaxcala, Templo de Santa Cruz Tlaxcala

Pero no todos lograron la rehabilitación histórica. Ni el gran Maxixcatzin, figura decisiva en su alianza con los españoles, ni el propio Hernán Cortés auténtico fundador de la Nueva España, tienen el merecido reconocimiento de los grandes hombres en la historia de México. Maxixcatzin, fue cristiano leal, amigo de la cristiandad y fidelísimo señor, amparo y defensa de los españoles.

Tlaxcala fue un gran aliado de España durante 300 años, y España cumplió su palabra hasta el final. Hay evidencia del apoyo tlaxcalteca a las tropas realistas durante la guerra de independencia. Junto con los cañaris en Perú, fueron los pueblos más decisivos para la conquista de ambos imperios. Hasta el último momento en abril de 1821 en que se arrió la bandera española en la Nueva Tlaxcala de Nuestra Señora de la Asunción, Tlaxcala fue leal a España. 

 

Fuentes consultadas:

 

https://blogs.ugr.es/desmontando-jaime/tlaxcala-el-aliado-de-hernan-cortes-jose-maria-buceta-fernandez/

http://www.inafed.gob.mx/work/enciclopedia/EMM29tlaxcala/historia.html

https://pueblosoriginarios.com/meso/valle/tlaxcalteca/lienzo.html

https://web.archive.org/web/20091122220549/http://www.essex.ac.uk/conferences/fourthworld/nazariopaper.pdf

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/historia-de-tlaxcala–0/html/1b8b1fa4-b981-4eff-8e8e-29bba72dbdc8.html

BNE. Antigüedades mexicanas. Alfredo Chavero.

El Catoblepas. Tlaxcala y la leyenda negra. Jaime García Vazquez 

Historia de Tlaxcala. 1983. Luis Nava Rodriguez

Tlaxcala ida y vuelta. 1935. Miguel N. Lira

Un gobierno de indios: Tlaxcala. 2008. Andrea Martinez Baracs

Tlaxcala, el aliado de Hernén Cortés. 2008. Jose María Buceta.

Anuncios

2 respuestas a “Tlaxcala, el gran aliado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s